Respetable Logia Simbólica Centauro No. 9-96

EL TEMPLO, SU DESCRIPCIÓN, SU DECORACIÓN, SUS DIMENSIONES. ETIMOLOGIA DE LA PALABRA LOGIA


  

Es de suponerse que no existe campo más vasto, de interés general y de enseñanzas Filosóficas, que el SIMBOLISMO MASÓNICO, cuyas materias se encuentran íntimamente ligadas por el concurso de toda clase de Emblemas, de Alegorías, de Figuras, de Imágenes, de Representaciones Parabólicas, de Metáforas y aún hasta de Jeroglíficos, todos ellos considerados como SÍMBOLOS del materialismo Natural de todas las Cosas, así como del ESPIRITUALISMO Científico, propio de los preceptos y de las Máximas que se conocen, dentro del ambiente intelectual, acerca de los Fenómenos que nos brinda la Naturaleza, en forma SOBRENATURAL o MISTERIOSA.

Desde luego, notaremos que dentro del contenido del presente Tema, vamos a tratar sobre la estructura del Edificio Material considerado como TEMPLO, en relación con su interpretación Espiritual, que nosotros podemos describir por una parte y explicar por la otra; pero en forma completamente SIMBÓLICA, por lo mismo, siendo el Templo de la Sabiduría, de la Verdad y de la Justicia, objeto de un concienzudo estudio Filosófico, es muy conveniente buscar en primer lugar, el origen de dicha palabra:

Por ejemplo, los Hebreos le llamaban “BETH”, al recinto sagrado, voz que literalmente se traduce como HABITACIÓN O CASA, pero cuya raíz radica en el vocablo “HECAL”,  que significa PERNOCTAR, pero también se interpreta como PALACIO, palabra que en el idioma Castizo quiere decir MAGNÍFICO; tal vez por esa razón, los Hebreos le aplicaron dos interpretaciones, mismas que se consideran SAGRADAS, tomando en cuenta que llamaban “BETHIOD”, al TEMPLO, que en este caso, se traduce como CASA DE LA DIVINIDAD, en donde creían contar eternamente con la presencia de DIOS, sin embargo, parece que también dieron la denominación de “HECAL-IOD” o sea el PALACIO DE LA DIVINIDAD, aunque igualmente, es probable que con eso quisieron indicar o referirse al ESPLENDOR DEL TEMPLO, que se destinaba a los Altos Ejercicios Sagrados.

Por otra parte, llegamos al convencimiento de que los Judíos, deben haberse orientado en sus Ideas y en sus Costumbres Religiosas imitando las prácticas Egipcias, tomando en consideración que ellos, posteriormente edificaron los TEMPLOS DE ISIS, de OSIRIS y de HORUS, construcciones que más tarde sirvieron de modelo, que aprovecharon los Cristianos, para aplicarlas, como las destinadas a la adoración del PADRE, de la MADRE y del HIJO, como una demostración natural; de la unión del Hombre con la Mujer; y de esa manera obtener el FRUTO, que establece la propagación de la Especie Humana, dentro de sus diferentes Razas.

Pero de cualquier manera, todas esas apreciaciones, pueden considerarse más bien abstractas que Filosóficas, si tomamos en consideración que la palabra “TEMPLUM”, lleva consigo un origen cuya raíz se interpreta como “CORTAR” o “APARTAR”; es decir que claramente indica que el TEMPLO es un lugar SEPARADO o APARTADO  de toda indiscreción profana, puesto que el acceso a los ceremoniales SAGRADOS sólo se concedían a quienes daban la seguridad de observar una DISCRECIÓN  absoluta, para ser iniciados dentro de los Misterios; mismos que en aquella época sólo eran del dominio de los Magos, de los Agoreros, de los Clarividentes y de los SACERDOTES y de ahí viene precisamente la definición de que un TEMPLO, era un Edificio destinado exclusivamente para hacer saber los AUGURIOS y para proporcionar los SACRAMENTOS DIVINOS.

Pero lo que sí no da lugar a dudas, es que los primeros Constructores de los TEMPLOS fueron los Egipcios, para luego ser adoptadas esas edificaciones por los Hebreos; después por los Judíos y más tarde por los Griegos y los Romanos; y efectivamente, todas esas construcciones, fueron edificadas en lugares apartados o circundados por elevadas murallas, su forma por lo regular, siempre fue Cuadrangular, dividiéndolas en dos compartimientos; el que se denominó “PRONANOS”, o sea el Pórtico del TEMPLO, y el llamado “NAOS”, que en este caso viene siendo la Nave, y dentro de la cual se colocaban las Imágenes, las Estatuas y otros objetos propios del Culto a que se les destinaba.

Posteriormente, el sistema de construcción Egipcia, fue reformado por los Judíos, los Griegos y los Romanos, quienes le agregaron un tercer compartimiento, al que dieron el nombre latino de “ADJUNTUM”, mismo que ahora conocemos, con el nombre de SACRISTÍA; y en esa forma se han venido conociendo, la diversidad de órdenes en la ARQUITECTURA moderna, que viene siendo aplicada a los TEMPLOS.

Hasta aquí, hemos proporcionado las explicaciones poco conocidas, sobre lo que es un TEMPLO material, en relación con su estructura, tomando en cuenta su origen; ahora pasaremos a describir lo que en Masonería conocemos como un TEMPLO ESPIRITUAL, principiando por definir la manera de saber “LEVANTAR TEMPLOS A LA VIRTUD”, y a CABAR POZOS SIN FONDO A LOS VICIOS, cuando se trata de establecer los principios básicos que nos dan la idea de que nos referimos a las más elevadas doctrinas SIMBÓLICAS, que nos enseñan a edificar un verdadero TEMPLO ESPIRITUAL, dentro de nuestras CONCIENCIAS, para luego llevar esos conocimientos de ALTA MORAL y hacer esa misma labor, entre la Humanidad DESVÁLIDA.

Por esta razón tenemos también la seguridad de que no existe, dentro de nuestra Orden, SIMBOLISMO Filosófico y Moral que el de la Escuela Especulativa Masónica, en dónde se pueden construir, sin vacilaciones ni argucias, los Edificios Espirituales, que representan a los TEMPLOS materiales, los que nuestros antepasados levantaron majestuosamente, a las VIRTUDES HUMANAS, en el Gran Egipto.

Pero también debemos confesar que el proyecto de construir un TEMPLO ESPIRITUAL, sobre otro material, no ha sido una idea exclusivamente Masónica Contemporánea; porque se tienen datos de que, desde la época de MOISÉS, en los tiempos de DAVID y después cuando el reinado de SALOMÓN; quizás fue cuando los Edificios Materiales, dentro de cuyos recintos sólo se adoraba a DIOS, se convirtieron en ESPIRITUALES, tomando en consideración que en sus prácticas Ritualísticas y Dogmáticas, causaron la ADMIRACIÓN del mundo entero al conocerse la verdadera interpretación Moral de sus Enseñanzas SIMBÓLICAS.

En consecuencia, no hay más que reconocer que los TEMPLOS ESPIRITUALES, levantados en aras de la SANA MORAL y en honor de VERDAD SUPREMA, no es posible edificarlos al ritmo rudo del GOLPE del Martillo, ni mucho menos por medio de la acción PENETRANTE del Hacha o de cualquiera otra herramienta de acero; sino que la cimentación que sirve de base a esa Grandiosa Obra, debe descansar sobre la MORAL, sobre la RAZÓN y sobre las VIRTUDES humanas, como principios que han de llevarse, hasta la mente de todos nuestros Semejantes, por humilde que sea su actuación ante la Sociedad, puesto que solamente de esa manera llegamos a conocer las DOTES de BONDAD, el espíritu de JUSTICIA y la nobleza del CORAZÓN de los HOMBRES.

Ahora bien, para nosotros los Masones, sabemos que la palabra latina “TEMPLUM”, sólo se refiere al Edificio Material, destinado a celebrar cualquiera de los cultos que se rinden a la DIVINIDAD; pero dentro del tecnicismo netamente Masónico, se le da ese nombre al recinto dentro del cual los Iniciados celebran sus sesiones o sus asambleas, y cuyo local debe estar perfectamente ORIENTADO, especialmente ACONDICIONADO  y sublimemente CONSAGRADO para llevar a cabo sus prácticas Dogmáticas, dentro de los lineamientos que marca la ORTODOXIA MASÓNICA, y es por eso que lleva el nombre de TEMPLO.

En consecuencia, nosotros tenemos la convicción de que, siendo el TEMPLO la imagen Simbólica, representativa del Universo, su forma afecta la figura de un CUBO, cuerpo Geométrico cuyo origen, en Aritmética, corresponde al número CUATRO o CUATERNARIO, y es por eso también, que dicho recinto se convierte en el Emblema del Planeta en que vivimos, puesto que en él todo es Simbólico, porque ahí se encuentran representados los CUATRO elementos primordiales de la Naturaleza:  LA TIERRA, EL AGUA, EL AIRE Y EL FUEGO; tenemos a los CUATRO puntos cardinales, NORTE, SUR, ORIENTE Y OCCIDENTE; a las CUATRO  estaciones del año, PRIMAVERA, VERANO OTOÑO e INVIERNO; a la Bóveda Celeste con sus numerosas Constelaciones; a los Signos del Zodíaco; al Sistema Solar que es el más conocido para nosotros y además muchos otros Astros y Planetas, que se encuentran diseminados por el Infinito; y también, dentro de ese TEMPLO SIMBÓLICO, encontramos otras muchas variedades de cosas, objetos, utensilios, muebles, figuras y herramientas de trabajo, que se usan como SÍMBOLOS de otros tantos temas de enseñanzas Filosóficas y Morales, así como de argumentos científicos, Ritualísticos y Dogmáticos, cuya base principal, como ya dijimos, lo es la ORTODOXIA MASÓNICA.

La planta principal del TEMPLO, afecta la forma de un Paralelogramo, y por eso representa la figura que los antiguos Geógrafos atribuían al Mundo, antes que Ptolomeo diera a conocer públicamente su Sistema Cosmográfico, este Cuadrilongo, en relación con su posición Geográfica, debe estar situado:  en Longitud, de Oriente a Occidente, y en Latitud:  de Norte a Sur, tomando en cuenta que sus Cuatro Lados reciben el nombre de PUNTOS CARDINALES.

Consiguientemente, las dimensiones del TEMPLO  se consideran abarcando esas inmensas extensiones de Espacio; por lo consiguiente, su superficie se cuenta como la que ocupa todo el Universo, su profundidad se toma hasta el Centro de la Tierra, y su altura se mide hacia la Bóveda Celeste, hasta el Infinito.

Sobre el contorno interno de esta Gran Obra Material, erigida al GRAN ARQUITECTO DEL UNIVERSO, se hayan repartidas Diez columnas, que sumadas a las que se encuentran delante de la Puerta de entrada del Templo, corresponden a los Doce signos del Zodíaco; mismo que se observan sobre su cúspide, hacia el Infinito, ya que la misión atribuída a dichas Columnas, simbólicamente es la de sostener a la Bóveda Celeste, tachonada de refulgentes Estrellas, de distintas Magnitudes.

Circundando al Taller, y sobre los Frisos de las referidas Doce columnas, observamos un Cordón dorado, formando también Doce Nudos, mismos que representan a los Doce Meses del Año y cuyos extremos rematan en dos borlas, que finalmente caen sobre las Esferas que sostienen las Dos Columnas de la entrada del TEMPLO; éste cordón en conjunto, es alegórico de la Elíptica que recorre la Tierra, en su movimiento de traslación para producir las Cuatro Estaciones del año.

Al Oriente, se levanta una Plataforma o Estrado de adecuadas dimensiones, a donde se tiene acceso mediante tres Escalones, en cuyo frente se leen las siguientes palabras:  FUERZA, BELLEZA, CANDOR, el frente del contorno de la Plataforma remata en una Balaustrada; sobre la parte central de dicho Estrado y al fondo se levanta el Trono del Venerable Maestro; es de forma semicircular y se apoya sobre Siete Gradines; se encuentra coronado por un Dosel en cuya cúspide se destaca un DELTA o Triángulo Resplandeciente; al centro lleva escrito, en caracteres Hebreos, la palabra “IOD”, que significa DIOS, o sea, el Gran Nombre de JEHOVA, como una imagen emblemática de la PERFECCIÓN DIVINA, y símbolo de la FUERZA GENERADORA, de todo lo que existe dentro de la Naturaleza; es también la Alegoría, que nos representa a la ARMONÍA que debe imperar entre todos los Seres Racionales; los Lados de dicho Triángulo, entre otras significaciones Espirituales, representan al MACHO, a la HEMBRA y al PRODUCTO  de esa unión; simboliza a los Tres Reinos de la Naturaleza, el ANIMAL, el VEGETAL y el MINERAL; es emblemático del NACIMIENTO, de la VIDA y de la MUERTE; también caracteriza a la PURIFICACIÓN, a la TRANSFORMACIÓN y al RENACIMIENTO de todo lo que existe.

Sobre la misma Plataforma de Oriente, junto a la Balaustrada, y a uno y otro lado del sitial del Venerable Maestro, se encuentran dos Mesas Triangulares, elevadas sobre dos gradines cada una, la de la derecha está destinada al Hermano Secretario, y la de la izquierda la ocupa el Hermano Orador; sobre la Mesa del Secretario, se colocan los Libros de Actas, recado de escribir y un candelabro de Tres Luces; sobre la del Orador se ven los Estatutos, la Constitución de la Gran Logia de la Jurisdicción y demás Leyes y Reglamentos particulares del Taller, y por último, se coloca un Candelabro de Siete Luces.

A la derecha e izquierda del Trono del Venerable Maestro, se encuentran los asientos que deben ocupar los Past Master, los Hermanos visitantes de alta Jerarquía, y además, quienes tengan derecho a tal distinción; sobre el ángulo derecho del Estrado de Oriente, se observa un Armonio o Piano, sitial que recibe el nombre de columna de la Armonía; fuera del Dosel, entre el Trono del Venerable Maestro y la Columna de la Armonía, se ve el asiento que ocupa el Hermano Primer Diácono, y a la izquierda de la Mesa del Hermano Orador, se encuentra colocada una Tribuna que recibe la denominación de columna de la Elocuencia, misma que también circunda la Balaustrada de la referida Plataforma.

Sobre la Mesa semicircular del Venerable Maestro, se distingue una Escuadra y sobre ella se encuentra la Constitución y los Estatutos Generales de la Orden, la Carta Patente que autoriza los trabajos del Taller, una Espada Flamígera, un Mallete, recado de escribir y un candelabro de Nueve Luces.

Al centro del Salón, sin contar con la Plataforma de oriente, se encuentra instalada el ARA o ALTAR de los Juramentos, que consiste en una Base de columna Triangular, elevada sobre tres gradines, está pintada de blanco, con ribetes de azul y oro; sobre ella se colocan, en primer término, una Espada Flamígera, un Cojín color púrpura con borlas de oro en sus cuatro esquinas, la BIBLIA y sobre ella el Compás y la Escuadra; además, realzado o pintado, sobre las tres caras del ARA, se ve al Escudo Masónico, afectando también sus tres diferentes posiciones, mismas que corresponden a cada uno de los Grados en que trabaja la Masonería Azul.

Correspondiendo con cada una de las aristas del ALTAR, se colocan tres Grandes Candelabros de una sola Luz, y al lado norte de dicha ARA, se observa el recipiente que simboliza al MAR DE BRONCE, sostenido por doce bueyes, y al Sur del ALTAR, se distingue el Pebetero de los Perfumes.

La forma del Ara invariablemente debe ser Triangular, como ya se dijo antes, aún cuando en algunas Logias notamos que es CUADRANGULAR y otras veces es de forma CILÍNDRICA, pero estas modalidades siempre se considerarán como una contradicción para con su verdadero simbolismo; como lo veremos al tratar sobre el Tema que se refiere a dicho ALTAR; por lo tanto, no debe existir otra forma que lo distinga que no sea la TRIANGULAR, además de que también hay Talleres, en los que se le coloca frente al Trono del Venerable Maestro en Oriente, lo que igualmente constituye un GRAVE ERROR.

La BIBLIA que se destaca sobre el referido ALTAR, no en todas las Logias del Mundo se puede adoptar, puesto que es un Libro cuyo uso varía según las Religiones que actualmente se practican en todos los países; sin embargo, también existen Logias que no colocan ninguno de los Textos adoptados por las creencias religiosas sobre el ALTAR, como está prevenido por nuestros Estatutos; en cambio, en ocasiones observamos que depositan sobre la referida ARA, a la Constitución del Estado en que trabajan, y otros Talleres colocan a los Estatutos de la orden, o a las Leyes y los Reglamentos puestos en vigor, en sus respectivas jurisdicciones.

A ese respecto, debemos tener siempre presente que la Masonería tiene como única PATRIA a todo el UNIVERSO, y sus enseñanzas se imparten a todos los hombres, sin distinción de Razas, de Credos, ni de Fe Política; razón por la cual nuestros Landmarks, establecen que el Libro, sobre el que deben prestarse los JURAMENTOS, es indispensable que sea el adoptado por la Religión predominante, en el país en que se desarrolla la labor Masónica; y de ahí que los Judíos, usan el ANTIGUO TESTAMENTO; los Musulmanes y los Turcos, el CORAN; los Cristianos, el EVANGELIO; los Católicos, la BIBLIA; los Brahamanes el VEDA, etc.

Al pie de la Balaustrada, y a la cabeza de la Columna de Mediodía, se coloca una Mesa Triangular, elevada sobre un gradín, con el mismo número de Luces, la que corresponde al Hermano Hospitalario; al pie de las Gradas que dan acceso a la Plataforma de Oriente, del lado derecho, se observa el asiento que ocupa el Hermano Porta-Estandarte, y frente a él, se coloca el Trípode que sostiene al Estandarte; al costado izquierdo de las Gradas antes indicadas aparece el asiento para el Hermano Maestro de Ceremonias, y del lado derecho, sobre la Balaustrada, se encuentra el Soporte que sostiene a la Vara de dicho Oficial.

A la mitad de la Columna del Sur, se encuentra el Trono del Hermano Segundo Vigilante, elevado sobre tres gradines, coronado por un Dosel, similar al del Trono del Venerable Maestro, este sitial debe ser también de forma Triangular, y sobre él se coloca una Regla de Veinticuatro Pulgadas, un Mallete, recado de escribir y un Candelabro de Tres Luces, y a su izquierda, se observa otra pequeña Mesa Triangular, y sobre ella se encuentra un Candelabro de Once Luces.

Al Occidente, y sobre el extremo de la Columna del Norte, se ve el Trono del Hermano Primer Vigilante, también de forma Triangular, descansando sobre cinco gradines, cubierto por un Dosel, idéntico al del Trono del Hermano Segundo vigilante, y a su derecha, se coloca el Asiento destinado al Hermano Segundo Diácono; encima del referido Trono se distinguen una Escuadra, un Mallete, recado de escribir y un Candelabro de Cinco Luces.

En el fondo de la Logia, y al Occidente, se encuentra la Puerta de entrada al Taller y a su derecha se coloca el Asiento para el Hermano Guarda-Templo, a cuyo respaldo se fija una Espada Flamígera; frente a la referida puerta de entrada, y a una distancia de tres metros; separadas simétricamente, se elevan dos Grandes Columnas bronceadas del Orden Corintio, la de la izquierda, o sea la del lado Norte, presenta un Aspecto Gris Oscuro; y la de la derecha, del lado Sur, es de un color dorado, reluciente en todo su esplendor, la primera de estas Columnas se encuentra coronada por una ESFERA TERRESTRE, rodeada por Granadas y Lirios, cubiertos por una Red; y la segunda, remata en una ESFERA CELESTE, rodeada también de Granadas y Lirios, igualmente cubiertos por otra Red.

Al centro de cada uno de los ajustes de estas dos Grandes columnas, se distinguen realzadas o pintadas en ORO; sobre la que sostiene a la ESFERA TERRESTRE, la letra “B”, y en la que remata con la ESFERA CELESTE, se ve la letra “J”, las dos columnas que estamos describiendo reciben las denominaciones de COLUMNA DEL NORTE y COLUMNA DEL SUR respectivamente; además, por encima de dichas estructuras y suspendido de la Bóveda Celeste, se encuentra un Gran TRIÁNGULO EQUILÁTERO, en cuyo centro se destaca la ESTRELLA RADIANTE; al pie de la primera de estas Columnas, del lado Norte, se coloca la PIEDRA BRUTA, y en idénticas circunstancias, del lado Sur de la segunda columna, se observa la PIEDRA CÚBICA DE PUNTA y por último, al frente de ambas Columnas, mirando al Oriente, se encuentran los Asientos destinados a los Hermanos Primero y Segundo Expertos.

En algunas ocasiones, la situación de dichas dos Grandes Columnas, dentro de los TEMPLOS, varía según los Ritos que se practican; en consecuencia, notaremos que en el FRANCÉS, la que ostenta la letra “B”, se coloca a la derecha de la Puerta de entrada o sea al Sur, y la que se encuentra marcada con la letra “J”, a la izquierda, que corresponde al Norte; y así también los vigilantes, tienen sus Tronos junto a ellas en el mismo orden y con la cara mirando a sus respectivos PUNTOS CARDINALES.

Al fondo del Oriente, sobre la derecha, y como Símbolo del Día, hacia el horizonte, se observa la Imagen del SOL, alumbrando en todo su esplendor; y sobre el fondo en Occidente, también a la derecha, en la misma situación se ve a la LUNA como un emblema representativo de la NOCHE.

Cubriendo las paredes de los costados Norte y Sur del TEMPLO, sobre las que aparecen las Diez columnas, se colocan o se pintan Cortinajes color púrpura, adornadas con Canelón de Oro, mismas que ocupan los intervalos entre dichas Columnas; al frente de estos Cortinajes, sobre ambos lados del Templo y en Occidente, se destacan una o más hileras de Asientos, con una Espada al respaldo de cada uno, que también reciben el nombre de COLUMNAS; las de la izquierda, forman la COLUMNA DEL NORTE, destinada a los Hermanos Aprendices; los de la derecha se encuentran divididos en dos grupos, el que se encuentra entre el Trono del Hermano Segundo vigilante y la Mesa del Tesorero, corresponde a los Maestros Masones; y los Asientos que se colocan entre el Trono del Hermano Segundo Vigilante, dando vuelta por Occidente, hasta el Asiento del Hermano Guarda-Templo, están destinados a los Hermanos compañeros.

El Piso del Templo puede ser de Lozas o de Mosaico, formando cuadros NEGROS y BLANCOS, y la iluminación de la Logia, varía de conformidad con los Rituales y las exigencias de las Cámaras en que se trabaja; igual cosa sucede con las decoraciones.

Todos los sitiales que ocupan las Dignidades y Oficiales del Taller, deben estar cubiertos, durante los trabajos de la Primera Cámara, con tapetes de Color Rojo, con franjas Negras en derredor y forrados totalmente de  éste último color, ostentando además, al centro:  una CALAVERA Humana sobre Huesos en aspa, a los que bañan Siete Lágrimas; por este lado, sólo se usan esos Tapetes durante las Tenidas de DOLOR o FÚNEBRES, o bien, cuando se traya de las ceremonias de EXALTACIÓN al Tercer Grado.

Finalmente, y cuando el Tesoro de las Logias lo permita, o ya sea que los Miembros del cuadro se encuentren en la posibilidad de hacerlo, agregarán a las decoraciones del TEMPLO las estatuas o las imágenes de la FUERZA, de la BELLEZA y de la SABIDURÍA; la primera se coloca sobre la Mesa del Trono del Hermano Segundo Vigilante; la segunda, sobre la del Hermano Primer Vigilante, y la tercera, sobre la Mesa del Trono del Venerable Maestro; en el concepto de que simbolizan a los más firmes principios en que descansan las enseñanzas del Grado de Aprendiz.

También pueden formar parte de la decoración del Taller:  las representaciones alegóricas de la VIRTUD, de la MORAL, de las CIENCIAS, de las ARTES, de la INDUSTRIA, de la AGRICULTURA, del COMERCIO y del TRABAJO; de las cuales cuatro imágenes se colocan al Norte, Cuatro al Sur y una al Occidente, entre los espacios que guardan las Columnas del TEMPLO.

Ahora bien, pasando a buscar el origen y la Etimología de la palabra LOGIA, llegamos al convencimiento de que la mayoría de los Escritores o autores en la materia, están de acuerdo en que deriva de la lengua Latina “LOGGIA”, voz que al mismo tiempo tiene otra variación que se hace venir del vocablo “LAUBJA”, pero con el antecedente de que ambas palabras significan CUNA; por lo que, estudiando y analizando su verdadera interpretación, resulta que en este caso se trata del Local en que tienen su nacimiento o sea crían determinados IDEALES, los PRINCIPIOS y las MÁXIMAS; y en consecuencia, para nosotros viene siendo, como ya se dijo antes:  el recinto en que se celebran las Sesiones, las Asambleas o las TENIDAS MASÓNICAS; aunque también al referido Local se le hace llamar TALLER, ESCUELA, COLEGIO, SANTUARIO, TEMPLO, IGLESIA, BASÍLICA, SEMINARIO, etc.

Por otra parte, la Masonería Alemana desde su más remota iniciación, dio la denominación de “HUTTE” a la LOGIA, palabra que en latín se interpreta como “MACERICE”, y que en términos generales, volvemos a la consecuencia de que así se designa, como ya sabemos al Local en que se reúnen todos los Miembros de la Confraternidad Universal; para proceder a desarrollar sus actividades, a ejecutar sus trabajos y a ejercer su labor de Instrucción desfanatizante y civilizadora; esta acción Social, dentro del tecnicismo Masónico, se divide en dos sistemas; el particular de las Logias y el general que comprende a toda la Humanidad; por lo tanto, son dependencias de las Grandes Logias de Estado, todas aquellas que residen dentro de su Jurisdicción, en forma REGULAR; por lo mismo, entre el ambiente Oficial Masónico existen las Logias de ADOPCIÓN, o sean las integradas por determinado número de Damas; por lo consiguiente, pertenecen al género de los Cuerpos irregulares; por esa razón siempre se han constituido y trabajado, en forma independiente, y sin estar reconocidas Universalmente; así lo están las Logias Particulares, fundadas en algunos países, para determinar las actividades de ciertos Partidos desafectos a las Instituciones Masónicas Mundialmente reconocidas, como de la Fraternidad Universal.

Pero también existen otras denominaciones que se atribuyen a determinados Cuerpos, como una distinción dentro de la preferencia o categoría que se les atribuye, tales son la MADRE LOGIA, cuando se trata del Taller, en que por primera vez vio la Luz Masónica cualquier Iniciado; o bien, tratándose de la Logia a la cual se encuentra afiliado algún Masón en pleno goce de sus derechos; la misma denominación se le da a la Primera Logia que se funda en un País y que posteriormente es la que sirve de base para la creación de los demás cuerpos, que vienen a formar parte de una Jurisdicción Masónica; además, por lo que respecta a los Grados Filosóficos, existen las Logias Capitulares de Perfección, los Capítulos, los Consejos, los Consistorios y los Supremos Consejos.

Para terminar el desarrollo del presente trabajo, sólo nos resta hacer la aclaración de que:  algunos Etimologistas Modernos han considerado, de conformidad con sus estudios y sus observaciones, que la PERSIA ha sido el País en que tuvo su cuna la iniciación MÍSTICA y la FILOSÓFICA, y desde luego hacen saber que la voz “JEBAN” de los persas, equivale a la de LOGIA en castellano, pero también debemos tomar en consideración que haciendo un detenido estudio y una razonable y lógica comparación sobre el origen de esas aseveraciones, llegamos al convencimiento de que la ETIMOLOGÍA más admitida y natural, existe desde el nacimiento de todos los idiomas que se hablan en el Mundo; ya que se trata de la esencia que nos determinan las palabras SÁNSCRITAS: “LOKA” o  “LOGA”, a las que se les da la interpretación del vocablo MUNDO; pero todavía existen otras voces que derivan de esa Lengua; como la Latina dentro de cuya ortografía se le conoce como “LOGICUS”, y cuyo origen también se hace venir del griego “LOGIKOS”, palabras que se traducen en español, como LÓGICO O LÓGICA, que a su vez significan LOGOS, VERBO o UNIVERSO, y así tenemos determinado que el nombre de “LOKUS”,  que los romanos daban a los Recintos Sagrados, deriva también del sánscrito “LOKA”, puesto que esa denominación recibieron igualmente las CUEVAS de MITRA y las de ATHIS, en donde los Magos practicaban y enseñaban sus Secretos y sus Misterios, mismos que también contenían todas aquellas enseñanzas, que encierran los fenómenos Naturales conocidos, y los que aún permanecen en el más profundo Misterio.

Esto es en síntesis, lo que puede darse a conocer, en beneficio de la Instrucción que reciben mis queridos Hermanos APRENDICES, a quienes se les puede ir disipando ese cúmulo de DUDAS o de INCERTIDUMBRES, que muchas veces mina su mente, cuando no alcanzan a comprender por sí solos y de una manera clara y precisa EL SIMBOLISMO DE SU GRADO.

8 comentarios »

  1. Buen tema..me gustaria que me hicieran llegaar temas referentes a la mazonerìa.

    Comentario por Josè Perez — 28 febrero, 2010 @ 3:30 pm

  2. diganme como puedo inscribirma para recibir temas mazonicos

    Comentario por jose perez — 25 abril, 2010 @ 9:56 am

  3. no entendi nada pero esta bien

    Comentario por mio — 24 octubre, 2010 @ 3:10 pm

  4. Me parece un buen tema, con una explicacion adecuada del templo, pero se necesita hacer mas incapie en algunos aspectos mas finos, gracias por compartirlo

    Comentario por Ana — 21 agosto, 2012 @ 9:51 pm

  5. Son nuestros templos masónicos estructuras que se han edificado para realizar cultos al G:. A:. D:. U:. con dogmas y principios irrefutables? Seríamos una religión con base en ello?. Creo que la masonería rinde culto a la nauraleza humana a la busqueda de la verdad a edificar templos de sabiduría humana, de ahí todos sus símbolos y alegorías. Tema muy clericalmente abordado.

    Comentario por Marco Peña — 25 diciembre, 2012 @ 12:22 pm

  6. ESTAS MAL EN LO DE LAS CCOL:. Q:.H:. NO DEBES CONTAR LA COL:. “B” NI LA “J” COMO PARTE DE LAS DOCE CCOL:. PUES ESAS CCOL:. ESTÁN DENTRO POR QUE SE HAN ACOMODADO A LOS TEMPLOS ACTUALES, PERO REALMENTE ESAS DEBEN ESTAR FUERA, ASÍ COMO AFUERA DEBE ESTAR EL GUARD:. TEMP:. EXT;, DENTRO DEL TEMP:. DEBE HABER EN EL LADO IZQ:. 6 CCOL:. Y DEL LADO DERECHO 6 CCOL:. LAS DEL SUR Y LAS DEL NORTE, SI TOMARAS EN CUENTA LAS DE LA J Y B SERIAN 14, ASÍ
    QUE ACLARA BIEN ESA DUDA , PARA QUE NO SE CAIGA EN ERRORES QUE CONFUNDAN A LOS AAPR:. ES CUANTO.

    Comentario por Félix José Olmos — 26 julio, 2013 @ 10:46 pm


RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Theme: Silver is the New Black. Get a free blog at WordPress.com

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.797 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: