Mensaje Numero 1


marco.jpg

 “Bendito seas, ¡Oh Señor, Dios, padre nuestro, por siempre y para siempre! Tuya es, ¡Oh Señor!, la grandeza y el poder y la gloria y la victoria y la majestad, porque todo cuanto hay en el cielo y en la tierra es Tuyo. Tuyo es el reino, ¡Oh Señor!, y Tú eres exaltado como cabeza sobre todas las cosas. Tanto las riquezas como los honores vienen de Ti, y Tú riges sobre todo y en Tu mano hay fuerza y poder, y en Tu mano está el engrandecer y fortalecer a todos. Ahora pues, Dios nuestro, le tributamos alabanzas a Tu glorioso nombre”. Amen.

Plegaria: Primer libro de Crónicas, capítulo 29, versículo 10 al 13. Oración que dijo David en el momento de ofrendar la infraestructura para la construcción del Templo. (En ella bendice a Dios y hace bajar la energía a lo largo del Árbol Sefirótico).

HH.·. Los trabajos masónicos no sólo se caracterizan por escritos y discursos, sino en acciones. Acciones fundamentales que la Francmasonería impone a sus afiliados como deber  ineludible, por lo que les distingue con el nombre característico de Obreros y los simboliza por la Colmena de Abejas. / El trabajo dice que un buen masón es el logro máximo, la Gran Obra, si es que éste proyecta beneficios al Taller, a la Humanidad y muy en especial a la Orden. Todo francmasón debe obligarse a edificar, debe trabajar primeramente sobre sí mismo, y debemos considerar que, en nuestro estado actual estamos aún inconclusos.

La ley del Trabajo por el logro máximo, fue el primer descubrimiento hecho por los sabios, la primera lección de la civilización en el libro de la experiencia. Esta idea del trabajo permanece de manera  tácita en los mitos y leyendas de todos los pueblos, se simboliza en los misterios, fiestas religiosas y se encomienda con mucha claridad en los sabios aforismos del Rey Salomón y en otros grandes insignes maestros de la Antigüedad. Tal es el sentido de las Fábulas Griegas, como la leyenda de Hércules, que combate con monstruos y tiene pruebas a resolver. La Guerra mítica de Krishna,  la labor de Cristo: todas éstas y otras enseñanzas son alegorías o representaciones del hombre luchando contra sus rasgos negativos, y enalteciendo la Gran Luz que mora en la conciencia de cada ser humano, batallando con las circunstancias adversas que no le vencen, trabajando en subyugar la barbarie que lo contrarían en lo exterior y el enemigo más terrible que lo asalta en su interior; que es el Falso Ego, el cual es un tirano capaz de subyugar al más fuerte.

Pero si bien los sabios en la antigüedad observaron el hecho  de que la naturaleza humana es luz y sombra; que en el hombre se centra un conflicto entre el orden y el caos, y que el hombre, por una necesidad inalterable, nace para el trabajo; pareciera que la humanidad aún no comprende bien ésta necesidad.  “El trabajo por el logro máximo, por la superación del ser, es algo que ha lo largo de la historia ha enseñado la masonería.” Es lo que ha permitido al hombre realizar incesantes progresos en el camino de la superación y búsqueda de la perfección. El trabajo nos hace fuerte; nos permite por medio del esfuerzo, estudio y aplicación que lleguemos a alcanzar conocimiento y sabiduría, y con voluntad férrea alcancemos gloriosas metas.

Los masones sabemos que nada nos ha sido dado gratis, y por ello debemos dar gracias a Dios,  porque lo que nos es dado sin esfuerzo no se valora.  Debemos buscar trabajar siempre por el logro máximo, en nuestro beneficio y en el de nuestra orden.

Es importante que nuestros HH.·. AAMM.·. Y CCMM.·. continúen avanzando, subiendo los peldaños de la escalera mística que se tiende frente a ellos; todos tenemos la obligación y compromiso de ayudarlos en su camino. Una de las recompensas más bellas de la vida es que nadie puede tratar sinceramente de ayudar a otro sin ayudarse a sí mismo. A menudo, cuando iniciamos un camino espiritual, pretendemos que las cosas cambien instantáneamente. Cuando anhelamos ver milagros y estos no ocurren, nos desesperamos y nos preguntamos qué parte de la sabiduría no estamos entendiendo.

“¿Por qué mi vida sigue siendo igual?”.  El cambio no es una cuestión de ideas y de entendimiento. El cambio no se trata de pensar. ¡El cambio es una batalla! En cada momento, tenemos que poner todas nuestras fuerzas en la guerra contra nuestro Lado Negativo; y usamos la palabra “guerra” intencionadamente, porque eso es exactamente lo que es.  Al conectarnos y buscar la unión con el G.·.A.·.D.·.U.·. obtenemos la fortaleza para ir con todo y lograr la victoria en esta guerra. La fuerza que obtengamos nos ayudará a ver cómo nosotros somos nuestro peor enemigo. Este es el cambio más positivo que puede ocurrirnos.

Es necesario que detectemos cuales son las tácticas de nuestro oponente, su estrategia de juego, sus debilidades y puntos fuertes. Eso es lo que necesitamos hacer; No podemos ganar una guerra si no sabemos contra quien estamos combatiendo. La buena noticia es que cada uno vive con su propio Oponente. El Oponente eres tú mismo. Tu ser superior está ahí también, esperando que te conectes a él. Para ver cambios reales en nuestra vida, necesitamos esforzarnos y trabajar por el logro máximo de nuestra superación.

—- Hace unos días leí una parábola que cuenta la historia de un hombre que se encontraba en un barco. Un día, este pasa por uno de los camarotes y ve a un hombre perforando un hoyo en el suelo., y le grita: “¿Pero qué estás haciendo? ¡¿Estás loco?!” El hombre le mira desconcertado y le dice: “Este es mi camarote, y puedo hacer lo que quiera en él”. El otro hombre se pone furioso y le dice: “¿No te das cuenta, necio? Si haces un hoyo en tu camarote harás que todo el barco se hunda”. Esta parece una simple historia, sin embargo, aclara un punto que no llegamos a interiorizar lo suficiente. Todos somos responsables los unos de los otros.

Esta es una calle de doble dirección, e incluye dos lecciones básicas para la vida. La primera es que debemos darnos cuenta de que nuestras acciones, ya sean negativas o positivas, influencian a otras personas de formas que no podemos ni siquiera llegar a imaginarnos. En la otra cara de la moneda, debemos darnos cuenta de que las acciones de otras personas, malas o buenas, influencian directamente en nuestra vida. Por este motivo tenemos la responsabilidad de ayudar a los demás a crecer y a mejorar. En realidad todos estamos en el mismo barco: o nos hundimos o nadamos todos juntos.

El entendimiento de nuestra necesidad básica de ayudar a los demás a desarrollarse espiritualmente es uno de los aspectos que diferencia a una persona que vive la tradición de otra que simplemente la investiga. Eso no significa que haya nada de malo en probar las aguas, pero es importante empujarse a sí mismo a llegar al siguiente nivel.  A menudo, nos enfocamos en nosotros mismos y en nuestro propio crecimiento espiritual mientras que ignoramos al resto del mundo. Y en verdad, debemos ayudar a los demás en su desarrollo espiritual porque no podemos cumplir nuestro propósito y nuestros objetivos en este mundo sin ayudar a los demás. Un hoyo en el camarote de otra persona también puede hacer que el barco se hunda.

Todos nos encontramos en diferentes posiciones en la vida. Pero independientemente de nuestra esfera de influencia, el Creador nos otorgó nuestra influencia única para que podamos compartirla y ayudar a los demás. Debemos entender que este don de la influencia viene con una responsabilidad: cuanta mayor sea nuestra esfera de influencia, mayor será la responsabilidad.

Por último HH.·. pongamos siempre atención en nuestras acciones y cuidemos las palabras que habremos de decir para que estás siempre enriquezcan la vida de todos los que nos rodean. Después de todo una chispa de bondad es una cosa pequeña, pero si la alentamos puede prender e iluminar al mundo.

Gracias HH.·. por esta noche.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s