Grado 3º R.·.E.·.A.·.A.·. Maestro Mason


Pocas ceremonias pueden ofrecer, con igual sencillez, un aspecto tan trágico y un significado tan sublime como ésta con la que se recibe al Compañero en la Cámara de los Maestros.

Su primera acogida es, pues, todo lo contrario de lo que éste hubiera esperado en un principio, como premio de sus esfuerzos: se lo introduce brutalmente en esta: Cámara, bajo la acusación de un crimen misterioso que acaba de ser cometido, del que no puede comprender ni la naturaleza ni la razón. Se lo somete a un interrogatorio severo, que sólo le revela las sospechas que pesan sobre él, sospechas que no disipan enteramente la blancura de sus manos y de su mandil. Se lo hace pasar, como prueba decisiva, sobre el mismo cadáver, para tener la seguridad de que sus pies no vacilen en el acto.

Y, finalmente, deviene el mismo protagonista de la tragedia, sucumbiendo a su vez bajo los golpes de los asesinos simbólicos, tomando el mismo lugar del cadáver con el cual tiene que identificarse, como los antiguos iniciados en los Misterios de Osiris, recibiendo la participación del dolor de todos los presentes.

Esta muerte o caída simbólica en poder de las fuerzas que personifican la causa del mal, es el preliminar necesario para la sucesiva anagogia o resurrección que espera al iniciado en su exaltación, su perfecto “renacimiento” en la conciencia de lo Real que es Vida Eterna, Inmortal y Permanente.

No se alcanza, pues, el Magisterio del Arte Real sin pasar por la muerte -y por todas las condiciones y circunstancias análogas de la vida- con pie firme y seguro, que tenga el poder de superarla, como las demás ilusiones de las cuales son esclavos los hombres. Pues cuando cesa el temor de las cosas, cesa también nuestra creencia en su poder, y, en consecuencia, su mismo poder sobre nosotros y sobre nuestra existencia. Entonces cesamos de ser esclavos de ellas.

Examinemos ahora las distintas etapas preliminares de esta regeneración o renacimiento individual, según se nos presentan en esta ceremonia, las que tienen el poder de conducirnos efectivamente al Magisterio, una vez que sepamos realizarlas, como complemento de las que hemos aprendido en los grados anteriores.

LA ACUSACIÓN

La acusación que lleva al compañero ante el umbral de la Tercera Cámara -acusación que se refiere a un crimen todavía desconocido para él – es el primer elemento que se presenta a nuestra consideración.

Los demás Maestros lo reciben primero como jueces inexorables de su conducta y de sus intenciones: un juicio semejante al de Anubis, en aquel Ritual Iniciático egipcio que se llama el “Libro de los Muertos”. Sus buenas y malas acciones pasadas y su conducta e intenciones presentes han de ser pesadas con toda equidad y justicia, pues con éstas se trata de amortiguar aquéllas, para prepararse dignamente al futuro que lo espera.

Su conciencia, el mandil cuya blancura se examina primero, antes de admitirlo, ha de ser límpida y sin mancha (todos deben convencerse de ello) y sus manos, símbolos del pensamiento y de la voluntad que concurren en la acción, han de ser igualmente puras y limpias, para que se hagan instrumentos de un Poder trascendente que lo hará superior a los demás aprendices y compañeros.

La Ignorancia, el Fanatismo y la Ambición han de cesar de obscurecer la claridad de su manifestación exterior -la piel de cordero, emblema de inocencia que le sirve de delantal,- así como su mente y sus deseos: los tres deben haberse purificado, en el constante trabajo de los dos grados anteriores, como preliminar necesario a la admisión en un estado de realización más elevado.

Obtenida esta doble aseveración, se le franquea el ingreso en la Cámara de los Maestros, por medio de la palabra de pase que él no conoce todavía, pues no ha llegado al Magisterio del Arte de la Sublimación de los Metales, a la cual se refiere, y tampoco ha pasado por aquella muerte simbólica, que igualmente la indica.

Anuncios

2 pensamientos en “Grado 3º R.·.E.·.A.·.A.·. Maestro Mason

  1. miguel angel prodolliet

    Comparto con ustedes (de haberlo leído y meditado) el significado profundo del sacrificio
    del alma noble a manos de la intolerancia, envidia ,mezquindad y maldad de aquellos que aparentemente se someten pero su corazón es artero y ruin.El asesinato de Hiram es co
    rrelativo a cualquier ser humano que se destaca por su capacidad y hombría de bien.
    No dudo que en las Logias también habrá alguno que envidie y “mate” con la calumnia.

    Miguel angel prodolliet Entre Rios Argentina

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s