Religiosidad Inconsciente


( Caballero Kadosch Gr. 30° )

 

Prologo:

“Para determinar la relación de la dimensión humana a la divina, es decir  ultra humana, nos puede ser útil  el símil matemático  de la sección áurea, según el cual la parte más pequeña  esta en relación a la más grande  como esta última  lo está respecto al todo. ¿Acaso no sucede algo análogo con relación del animal al hombre y del hombre a Dios?.  Como es sabido, el mundo del animal es un << Mundo ambiental >>, mientras que el hombre, como dice Max Scheler, << Tiene mundo >>; ahora bien, este mundo humano está en relación a un <<ultramundo>>  de la misma manera que el animal lo está al mundo de los hombres. Esto quiere decir que, así como el animal no puede estar en condiciones de entender al hombre y el mundo de este último a partir de su propio mundo ambiental, tampoco es posible que el hombre llegue a hacerse una idea clara de ese ultramundo, es decir a comprender a Dios o penetrar en sus designios” (1).

RELIGIOSIDAD INCONSCIENTE

“RELIGIOSIDAD INCONSCIENTE”

( Caballero Kadosch Gr. 30° )

La palabra religión etimológicamente proviene de “religare” o “religio” que puede traducirse como “ligar”, “unir”, o “relacionar”; Como se hará notar más adelante, Hablar de religión es hacerlo circunstancialmente de Dios, sin embargo, la existencia de Dios no está condicionada a la existencia de religión alguna.

 

La religión como un medio para relacionar al hombre con Dios, forma parte de la naturaleza humana, de ahí que no sea estrictamente producto de la razón y de la lógica, sino que emerge como una pulsión desde el inconsciente hasta el consciente humano como una necesidad a satisfacer, pero en lugar de ser una religión auténticamente personal y nacida del hombre mismo, el hombre vierte sus impulsos por cauces y modelos ya preestablecidos por religiones institucionalizadas ya existentes. De tal modo que la ecuación que debería ser hombre-Dios, el creyente la ha alterado cambiándola por hombre-hombre sustituyendo a Dios por hombres igual a él como: sacerdotes, pastores, o ministros entre otros más.

La nada o vacío  absoluto no existe, y todo existe en “algo” mayor, compartiendo la parte con el todo en una relación proporcional de mayor a menor, de tal modo que Dios, el universo y el hombre, comparten de algún modo y forma los mismos poderes  activos o potenciales.

El hombre fue formado y vive en un mundo concreto de formas materiales, de ahí proviene la dificultad para comprender las abstracciones de la ciencia y del espíritu. Los sentidos físicos nos revelan las realidades físicas, y las del espíritu o alma requieren de otro tipo de sentido, que bien podría ser al que se refiere Viktor E. Frankl como: “El sentido último” (2), Inclusive esté escritor, menciona a la “intuición” como uno de los sentidos del alma, y agrega La voz de la consciencia tiene que ser algo extrahumano” (1).

Al hombre le agrada sentir piso bajo sus pies, porque nos proporciona seguridad en nuestro andar, la estructura de nuestra psique siente incertidumbre y amenazada sin esa solides bajo nuestros pies, de ahí que tendemos a negar o distanciarnos de aquello que no vemos, tocamos o comprendemos. Nuestros ancestros más antiguos vieron la lluvia, el rayo y el fuego entre otras cosas más, y las convirtieron en dioses, con el trascurrir del tiempo y la evolución de la mente humana, la ciencia se encargó de revelarnos que solo son fuerzas de la naturaleza, de tal modo, que quizás el hombre del futuro nos revele distantes horizontes con nuevas realidades físicas como espirituales.

Uno de los peores errores del hombre, es creerse poseedor de la verdad única y absoluta. La historia nos ha revelado el horror, sufrimiento y muerte que la intolerancia religiosa ha causado a la humanidad por el solo hecho de que existan personas que diferían de sus ideas y creencias. Nacimos y vivimos en una humanidad plural en su modo de pensar, sentir, vivir y creer. Y aún lo abstracto o espiritual, es una realidad individual para él que tiene necesidad de ella.

El hombre necesita un punto de apoyo concreto para comprender lo intangible, abstracto y espiritual. Las ceremonias, rituales y sacramentos que algunas religiones, ordenes o fraternidades místicas utilizan, son palabras, objetos y actos físicos que el hombre puede observar y tocar, y que vienen a ayudar en la comprensión de lo que es espiritual, y que tienen como propósito alterar nuestra consciencia  despertando el sentido espiritual” que nos lleva en diferente  forma y grado  de intensidad a percibir o comprender lo que es propio del alma o mundo divino… Que no existe exacta y necesariamente fuera del hombre.

Lejos de ver al hombre del futuro sin religión, lo veo con una religión personal, autentica en cuanto emergerá directamente de su interior, porque él es templo, altar, víctima y sacerdote al mismo tiempo… Y el Dios que busca, se revelara en la justa proporción de la evolución del pensamiento humano.

Viktor E. Frankl dice: “La total existencia del hombre en su profundidad, son esencialmente inconscientes”, y Resume: “Podríamos decir que el fenómeno espiritual puede ser consciente o inconsciente; sin embargo, las bases espirituales de la existencia humana son, en último término, inconscientes. Así pues, en su nivel más profundo, el centro del ser humano es inconsciente. En sus orígenes, el espíritu humano es un espíritu inconsciente” (2).

Para encontrar a Dios, el hombre deberá primero encontrarlo en él mismo… ¿Lo permitirá la loba de roma?

Fraternalmente.

 

Lázaharo Hael,’,

Nota:

Víctor E. Frankl escribe sobre el sentido”, el cual puede entenderse como: dirección, razón y propósito de nuestra existencia, pero también puede entenderse como la capacidad o medio para percibir; En su libro << El Hombre En Busca Del Sentido Último >>, lo define en su portada como: “El análisis existencial y la conciencia espiritual del ser humano” (2).

Palabras, símbolos y alegorías, no son verdades por sí mismas, solo señalan hacia ellas.

El presente son reflexiones y meditaciones personales, no representan necesariamente la opinión de la orden.

No escribo para todos, sin embargo, todo son invitados a leer.

Culiacán, Sinaloa. México. Miércoles 10 de junio del 2015.

 

Bibliografía:

(1).- La presencia ignorada de Dios.-                     Viktor E. Frankl.

(2).- El hombre en busca del sentido último.-       Viktor E. Frankl.

(3).- En el principio era el sentido.-                        Viktor E. Frankl.

El hombre en busca del sentido.-                             Viktor E. Frankl.                                

La Biblia.-                                                                     Reina-Valera (1960).

Anuncios

22 pensamientos en “Religiosidad Inconsciente

  1. José Raymundo Díaz López

    envío a Usted mis sinceros saludos y le comento que además de interesante su referencia acerca del fenómeno del inconciente o subconciente como un sitio elevado de la conciencia en la que debemos recurrir para alcanzar a comprender la verdadera existencia de Dios. eso es una verdad cuando que en sesiones de psicología profunda se alcanza a ver que en el subconciente viven cosas del pensamiento que aunque no las reconocemos en nuestro pensamiento vivencial si estamos siento influenciados y dirigidos por ello. Cuando tenemos necesidad de hablar con Dios recurrimos al diálogo personal nuestro frente a quien estamos esperando que nos escuche tal como Dios, Es un asunto de sinceridad de parte nuestra recurrir a Dios y es bondad la que surge de él cuando nos escucha. la pregunta es ¿las soluciones que ponemos en juego y que muchas veces nos ayudan son también el apoyo la ayuda que Dios no manda, ¿Somos nosotros los que damos solución a nuestros problemas? ¿La ayuda debemos de entenderla como la acción de un pensamiento elevado que actúa en beneficio de nosotros? gracias! atte J Raymundo díaz L.

    Responder
    1. Alfonso Méndez Audirac

      Hay mucho bla, bla, bla, acerca de lo Divino. Lo cierto es que pocos hombres son los que realmente experimentan lo Divino. Cuando ello sucede, todo el edificio de creencias y teorías se viene abajo y el hombre comienza realmente a vivir una vida nueva.

      Responder
  2. guillermo roman c

    El Hombre, psicologicamente, nunca ha sido autosuficiente. Por lo tanto, siempre necesita o tiene la necesidad, de aferrarse a algo su-
    perior, que le permita sobrellevar su vida.
    Cuando comprendamos, los verdaderos principios que gobiernan nuestra exiixtencia, y que formamos parte o somos la expresion misma de la naturaleza, en toda sus formas, podremos descansar
    en el vaiven, de la vida.

    Responder
  3. Marta Susana

    Agradezco vuestra correo el cual leo detenidamente. No realizo comentarios pues disfruto de ellos.
    OS saludo fraternalmente.

    Responder
  4. Fernando Ruz

    Muy agradecido por concederme estudiar temas dirigido al hombre a dios y al alma misma.
    Un abrazo fraterno y, seguiré sus lectura tan amenas y elevadas de conciencia que no me son ajenas.

    Fdo. Ruz

    Responder
  5. jose alfredo salazar

    muy atinado su escrito, ya que en esta época en la cual estamos viviendo, tan globalizado, hemos perdido de vista cual es nuestra misión en este mundo, apezar de que la humanidad no tiene sentido , ni conciencia del por que estamos en este mundo.es difícil el reconocer que necesitamos creer en algo divino y no solo en nosotros mismos. ya lo decía carlos marx : la religión es el opio del ser humano..excelente trabajo.

    estaré pendientes de sus próximos escritos.saludos.atte.C:.M:. Jose alfredo salazar.
    reciba un fraternal saludo.

    Responder
  6. Joel yanayaco vigil

    Gracias por ayudarme a enteder la verdad.

    El 16 de junio de 2015, 9:55, “Respetable Logia Simbólica Centauro No.

    Responder
  7. saul garcia

    muy agradecido por el tema muy alejado del nuestros dias,pocos se ocupan del conciente,subconciente u inconsiente junto a la direccion de un ser superior como el Dios.
    fraternal saludo

    Responder
  8. nonas Cardona

    estan muy buenos los temas quiero saber leer mas y aprender mas. y quiero saber si ya pertenesco a la logia masonica de colombia un saludo ah y en medellin donde se reunen

    Date: Tue, 16 Jun 2015 15:55:15 +0000 To: nacional09en@hotmail.com

    Responder
  9. Tiago Hernán

    hola antes que nada. me ha gustado leer. este tema. porque de poco tiempo. para aca. he sacado mis propias conclusiones. acerca de la religion. y pienso lo mismo. que un hombre puede ser espiritual. y buscar esa energia a la cual tambien le llamo Dios. dentro de uno. sin necesitar religion o guia espiritual. ya que personalmente. los mejores sucesos espirituales. me han sucedido sin necesidad de religion. me agrada mucho encontrar pensamientos asi.. atte. Tiago Hernán. un saludo

    Responder
  10. jorge espinoza

    quisiera conocer y saber algo mas dela logia, mi pregunta, donde puedo encontrar la literatura para principiante,- si algun miembro de la logia quisiera ayudarme con esto, por favor envienme la la informacion correspondiente.

    atentamente.- Jorge Espinoza

    Responder
  11. elbizcocho

    Estimado señor:

    Dado que he recibido un correo con referencia a este sitio, me permito comentar su nota:

    Si yo pensara que el sistema solar es el absoluto, que el planeta es una deidad relacionada con el hombre, que el árbol es el árbol de la vida y que una de sus ramas toca el agua del río de la vida, seguramente diría que el hombre es ese roce entre la punta del árbol y el agua.

    Si yo pensara que la conciencia pertenece al absoluto, digamos un absoluto de múltiples dimensiones, y pensara que el mundo es de inferior condición no por jerarquía sino porque existe en unas pocas de esas dimensiones y si creyera que el árbol es el retorcimiento de esa misma conciencia tratando de pasar por un pequeño orificio hasta un mundo aún más pequeño por tener todavía menos dimensiones, seguramente percibiría el roce de la rama con el agua como un plano, con menos dimensiones aún y ese sería el mundo tridimensional del hombre.

    Si yo pensara que el hombre es un hilo de esa conciencia, que por varios pasos descendentes ha limitado en cada unos las dimensiones y, por lo tanto su capacidad de representarse a sí mismo al universo que le rodea, seguramente diría que el hombre es apenas una ondulación del agua, movida por la punta de la rama de un árbol que no puede percibir, de un planeta que no puede abarcar, dentro de un sistema más allá de toda posibilidad de comprensión desde su forma de onda en la superficie del agua, creyendo que sólo el agua existe y que la onda es el máximo enigma de la existencia.

    Si yo pensara que el hilo de conciencia que le lleva hasta el origen mismo de su conciencia y que es uno con la única conciencia posible es accesible a ese hombre sólo si es capaz de olvidarse por un momento de su mundo plano, con unos extraños movimientos que le hacen suponer que su universo tiene una dimensión más y llama “tiempo” al movimiento de esa onda. Si así pensara tendría que concluir que el hombre es un pequeño frasco, un mínimo objeto que, sin embargo, ha llegado a la enorme sensibilidad de percibir lo que le excede y sentir atracción por ello tal que irá escalando ese sutil hilo de conciencia y, eventualmente irá recuperando las dimensiones perdidas hasta volver a ese todo original.

    En este esquema de pensamiento debería coincidir con usted en que el universo espiritual del hombre es infinitamente más grande que el universo que percibe con su cuerpo y sus sentidos físicos.
    Entendiendo eso sería fácil comprender la sed de conocimiento y la tendencia del hombre a la espiritualidad.
    Sin embargo, señor, vivo aquí, en la superficie del agua y este pensamiento no me libera de esa condición. Veo a otras anomalías en la superficie del agua como a mis semejantes y noto que tampoco pueden ascender por la rama de ese árbol de la vida. Leo la historia y veo que hay millones de años con personas que han intentado esa elevación y, sin embargo, la humanidad ha caído cada vez más en lugar de ascender.
    ¿Es que falta algo en la fórmula?
    Y ¿Cómo accederemos a esa cualidad que aún no activamos en nosotros y que nos permita invertir el sentido (la dirección) de nuestras vidas?
    Acaso este factor no esté en nuestras manos sino en un sincronismo ajeno al hombre. Dentro del simbolismo anteriormente esgrimido: un viento que produzca el roce de la rama con el agua, pero simultáneamente la calidez del sol que permita al agua elevarse por encima de la superficie del agua.
    ¿Que unirá a las gotas evaporadas en una nube allí en una altura no soñada desde el nivel del agua?

    Espero que el comentario sea de utilidad de alguna forma.
    Saludos cordiales.

    Responder
  12. el ermitaño

    Soy el Ermitaño y muy agradecido en compartir, muy interesante articulo sobre la religiosidad “inconsciente” del hombre, y aclaro que no es costumbre mio escribir mi opinión sobre otra opiñon…desde Paraguay los envíos un TAF

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s