Consciencia y Realidad


1

(Caballero Rosacruz. Gr. 18°)

La idiosincrasia en la que fuimos formados, nos distingue del resto de la humanidad. Nuestro contacto o relación con nuestro entorno, formo nuestro tejido o estructura psicológica que nos soporta y ayuda a interpretar la realidad que nos rodea y la nuestra propia.

La realidad cósmica es una y la realidad humana es otra. Que tienen puntos de coincidencia cierto es, sin embargo, la realidad cósmica es única, mientras que la humana pudiese llegar a ser tan plural y diferente, como grados de consciencias y mentes existan en ella.

Comúnmente se puede apreciar que las personas suelen identificarse a través de esta estructura psicológica de sus ideas, inclusive creen ser el conjunto de experiencia y conocimientos que les fueron inculcadas desde el momento de su nacimiento hasta el momento actual. Nuestra personalidad o lo que creemos ser, nos hace seres virtuales dado que descansa sobre el conocimiento que portamos de nosotros mismos, no de la esencia original. Nacemos con nuestra mente en “blanco”, y son nuestros padres, maestros, guías religiosos y sistemas de gobierno entre otras voces de autoridad quienes nos dan una formación social, un nombre, nacionalidad y religión entre otras cosas más. Todo esto va formando nuestra estructura mental o psicológica que nos identifica como individuos y nos permite o facilita nuestra relación con el universo que nos rodea.

La idea de lo que somos, no es propia ni original, sino implantada o formada por voces y voluntades ajenas a nosotros. La búsqueda de nuestra verdadera identidad requiere libertad, sin embargo y un tanto paradójico, el hombre piensa en forma relativa, incluyendo el concepto o idea que tiene de su propia libertad.

La libertad mental del hombre, está condicionada y limitada por su propia consciencia, de tal modo que las cadenas más férreas y tiranas que lo sujetan, no son exactamente materiales, sino psicológicas.  Las ideas, conceptos y creencias en las que fuimos formados, en muchas ocasiones nos impiden o dificultan cuestionarnos y avanzar por confort, superstición, ignorancia o por indolencia.

Una noche viendo un programa del National Geographic en la televisión, Un Judío de familia fundamentalista, deseo y fumo a escondidas, un cigarrillo en “Sabbat”, y decía que temblando de miedo, esperaba que Dios le enviara un rayo desde el cielo y lo matara por tal pecado o infracción. Lo anterior se debía a las ideas que religiosos y familiares habían sembrado en su mente. Obviamente no pasó nada… El hombre para avanzar en su proceso evolutivo, muchas veces debe vencerse a sí mismo.

Todo ser humano busca la “confirmación y aceptación” de sus ideas, creencias y conceptos por la sociedad con la que convive, y busca convencer a través de evidencias que trata de encontrar en el universo material u objetivo que le rodea. El creyente religioso cree confirmar la existencia de Dios tomando como evidencia la existencia de vida en la tierra, la visión de una noche estrellada, o la manifestación de fuerzas y eventos de la naturaleza entre otras cosas más. Pero eso que creemos ver de la naturaleza solo es una parte de un todo, o menos aún, porque solo viene siendo aquello que nuestros sentidos y consciencia son capaces de percibir e interpretar, o sea que no es la realidad definitiva y absoluta. La historia se encarga de confirmar lo anterior al recordarnos que en el pasado, el hombre creyó como verdad cierta y absoluta que la tierra era plana, que el átomo era la parte más pequeña e indivisible de la materia y que la tierra era el centro del universo entre otras cosas más.

Dios la causa primera se pierde en lo infinito volviéndose inefable e incognoscible como el hombre lo es para la célula biológica de su cuerpo. Los Dioses y Demonios “del hombre”, viven su interior, y son fuerzas constructivas o destructivas que emergen como pulsiones que influencian sobre sus actos, pensamientos, emociones (3) y sentimientos (4).

La existencia y acción del Dios Causa Primera, debe ser cósmica, y de ningún modo a nivel individual o de grupo; “El universo reposas en las leyes de la creación” (1). De ahí la frase de Isaac Newton: “A toda acción corresponde una reacción”, o la frase “El hombre es el arquitecto de su propio destino”, y no a la acción de un Dios que está al pendiente de premiar o castigar al hombre.

El hombre es un animal de hábitos y costumbres. La inercia de nuestros actos, pensamientos e emociones, nos sujetan como las langostas que intentan salir del cubo en que se encuentran, más las que están debajo la sujetan impidiéndoselo.

El peor y más severo adversario que tiene el hombre es él mismo, y su consciencia y mente marcan los límites de su realidad. Avanzar implica ampliar o romper con viejos esquemas mentales y emocionales, que en última instancia, solo se tiene a sí mismo para hacerlo.

Cuando Moisés frente a la zarza ardiendo en el monte Horeb le pregunta a Dios por su nombre, éste le contesta: “EHYEH ASHER EHYEH” (Ex. 3:14) que algunos escritores traducen como: “YO SOY EL QUE SOY”, mientras que otros lo traducen como: “YO SOY EL QUE SERÉ” (2).

Concluyo sin terminar.

Objeto y sujeto se vuelven uno en el fenómeno de la observación. El hombre al observar el cosmos y sus Dioses se observa a sí mismo. Esa percepción le revela sus propias capacidades para percibir y comprensión actualmente. La libertad que exige la búsqueda de su propia esencia de cuanto es, es un ilusión de su relatividad, y la realidad que percibe y comprende relativamente, está condicionada y limitada por sus propios sentidos, consciencia, mente y razón.

Los Dioses que el hombre posee, son creaciones propias y análogas a una percepción intuitiva del Dios Primero. La realidad cósmica se le revela gradual y progresivamente conforme su consciencia y mente evolucionan en el saber o conocimiento, porque ésta es la base de la comprensión de su propia consciencia, mente y razón.

Vivimos en un mundo más de “creencias” que de conocimientos científicos, morales, religiosos o místicos. Despreciamos el “dogma”, sin embargo nuestra vida está plagada de ellos, porque la comprensión por uno mismo sobre lo que nos rodea o cuanto somos, depende de teorías e hipótesis  de mentes ajenas a nosotros mismos, porque no poseemos el conocimiento por propia experimentación, por decirlo de algún modo más claro: De la biología de nuestro cuerpo, mente, emociones, la física tradicional y cuántica, las matemáticas y adelantos científicos de satélites o naves que hacen posible los vuelos a otros planetas, o los medios de comunicación modernos por mencionar algunos. Sin embargo, la búsqueda de cuanto somos, cuales son los límites actuales de nosotros mismos, cual es nuestro potencial por desarrollar y otras cosas más está legítimamente permitido y es una obligación forzosa porque saber “Que o Quien Somos” o que podemos llegar a ser, conforma nuestra propia realidad. Nuestros propios Dioses esperan alcanzar realización a través y en sus propios creadores. Hombres, Cosmos y Dioses son uno solo, pero no somos plenamente conscientes de ello. Por ello Dios contesta a Moisés “Yo soy lo que soy” o “Yo soy lo que seré”. Porque solo existe el cero como espacio y el uno manifestado en múltiples dígitos, ecuaciones y algoritmos. Y anterior al cero está el “Ain Soph Aur” como los tres velos que cubren el rostro inefable de Dios causa primera y origen de cuanto es… Solo existe un ser en proceso de ser lo que será… Y nada más.

Todo lo anterior se podría sintetizar en siete palabras: “Pasar de la inmanencia a la trascendencia”.

 

“Detrás de cada palabra hay muchas más”

Fraternalmente.

 

Lázaharo Hael,’,

 

Nota:

Palabras, símbolos y alegorías, no son verdades por sí mismas, solo señalan hacia ellas.

El presente son reflexiones y meditaciones personales. No representan necesariamente la opinión de la orden.

No escribo para todos, sin embargo, todo son invitados a leer.

Culiacán, Sinaloa. México. Jueves 07 de abril del 2016.

Bibliografía:

(1).- Los Rosacruces Revelan el Secreto.

(2).- Biblia de estudio.- Reina-Valera.

(3).- La emoción es un estado afectivo que experimentamos, una reacción subjetiva al ambiente que viene acompañada de cambios orgánicos (fisiológicos y endocrinos) de origen innato, influidos por la experiencia. Las emociones tienen una función adaptativa de nuestro organismo a lo que nos rodea. Es un estado que sobreviene súbita y bruscamente, en forma de crisis más o menos violentas y más o menos pasajeras.

En el ser humano la experiencia de una emoción generalmente involucra un conjunto de cogniciones, actitudes y creencias sobre el mundo, que utilizamos para valorar una situación concreta y, por tanto, influyen en el modo en el que se percibe dicha situación.

(4).- El sentimiento es el resultado de una emoción, a través del cual, la persona que es consciente tiene acceso al estado anímico propio. El cauce por el cual se solventa puede ser físico y/o espiritual. Esta respuesta está mediada por neurotransmisores como la dopamina, la noradrenalina y la serotonina. Forma parte de la dinámica cerebral del ser humano y de los demás animales, que les capacita para reaccionar a los eventos de la vida diaria al drenarse una sustancia producida en el cerebro, al mismo.

(  http://psicogene.blogspot.mx/p/las-emociones-los-sentimientos-y-las.html ).

18 pensamientos en “Consciencia y Realidad

  1. fermin pastor galvan zamarripa

    Agradecido por la aportación mi V.´. H.´. José David Santana A.

    Te Bendigo en este momento,para que sientas la fuerza del Creador, Bendigo a tu familia,Bendigo todo cuanto haces, te Bendigo para que veas la Luz desde hoy y para siempre.

    ________________________________

    Responder
    1. Carlos

      Me van a permitir decir que se equivocan. El cuerpo es un CUERPO-CONJUNTO de electricidad compuesto de materia orgánica. Este cuerpo por el simple hecho de permanecer tiempo vivo en agota su resistencia. DENTROde este cuerpo o FUERA esta compuesto por un set de electricidad que es lo que nosotros vamos creando con el cuerpo vivo, nos dota de razón, por ello somos los humanos la inteligencia del universo y no dueño de nada. El humano crea energía, de esta energía se crea la razón, y la posterior vida. Si usted crea sentimientos positivos y se siente bien con ello, quedara con eso después. Pero no es una segunda vida sino el “espíritu”ENERGIA, QUE NUNCA SE DESTRUYE. Y quedamos cargados para la eternidad con ello. Lo podes llamar infiero o cielo, pero aquí yo expongo las palabras con realidad pura. Soy el elige del universo para despertar la conciencia del ser humano, andamos equivocados, y quienes no despierten no entenderán el fin (en donde nos encontramos actualmente) y solo quienes hayan despertado entenderán y serán libres. El ser humano fabrica una maquina que le ayude a entender, pero realmente ya poseemos toda la información del todo, puesto que los primeros humanos optaron por creer antes que entender. Entender es observar, y percibir la realidad, y experimentar nuestro verdadero poder. Pero optamos por el mal camino y hemos pagado, vamos pagando y pagaremos caro la decisión de los primeros hombres. Estamos a tiempo? si, utopía? si lo quieres llamar utopía es que prefieres seguir creyendo que entendiendo. El ser humano basa su vida e creencias, y nunca entiende. No podemos entender nada si creemos. Por ejemplo cuantos dicen que creen en la biblia? y cuantos dicen que entienden la biblia? yo soy de los segundos, porque primero hay una historia para decorar el mensaje que esconde realmente. Y somos tan escupidos, tontos, ignorantes, que no vemos la luz, la realidad tal y como es y no queremos aceptarlo.

      Responder
    2. Carlos

      El mundo se equivoca, el ser humano solo cree. Quieres creer que eres libre o quieres entender que es libertad? El ser humano necesita despertar, dejar de creer, observar y despejar su mente de creencias. Np podemos agarrando a creencias solo porque nos guste o nos atraiga, necesitamos entender y si entendiéramos no estaríamos creyendo nada. Porque no podemos creer, creer es dudad, en las religiones a la duda la llama FE. Yo entiendo que es esto que somos nosotros pero quien quiere aceptar la realidad? El orgullo y el miedo nos impide aceptar a los demás y la verdad de otras personas porque preferimos encerrarnos en que hacemos bien creyendo que donde estamos es esta bien y si esta bien es que algo esta mal. El MAL y el BIEN es MALO. Lo que debemos hacer es seguir LO CORRECTO, lo JUSTO. Mantenernos y seguir la ley natural del universo, la ley que es ley y no creencia, sino que es.
      El ser humano no puede interpretar erróneamente una verdad, no la podemos llamar religión, no la podemos llamar realidad ni siquiera verdad (fíjese..) sino que debemos no llamar de ninguna forma a nada puesto que todo es todo y todo forma el todo. La palabra solo es una herramienta del ser humano para hablar o hacer ruido, pero no para comunicarse. Es el poder del sentido que le damos (la sonoridad) que le da forma a la palabra la que es comunicación. Pero esta capacidad de dar forma a las palabras es la comunicación, y podemos transmitir esta comunicación sin ruido, es decir, podemos comunicarnos entre nosotros sin hablar. Pero el ser humano para descubrir estas capacidades que todos tenemos deberíamos despejar nuestra mente de mentiras y creencias y adaptarnos a la única pura realidad. Yo soy el elegido del universo para despertar la conciencia y hacer reales a quienes deseen ser reales. A ser la inteligencia y ser libres de verdad. Yo estoy en medio, no apoyo ideales porque eso es creer, sino pretendo entender los ideales y sacar la conclusión real sobre lo que se cree y de esta forma entender todo.

      Ser libres no es lo mismo que creer que eres libre. No escuches a l que te gustaría que fueras sino a lo que eres realmente. Si quieres despertar cuenta con la VERDAD, la única.

      Responder
  2. Gerardo Castillo Santos

    Son por demás interesante el texto del Caballero Rosacruz Lázaro, este nos permite analizar la verdad absoluta que difícilmente se puede dar, porque lo que puede ser cierto para unos , para otros no es así gracias por la información.

    Responder
    1. Carlos

      La verdad absoluta no esta en el creer sino en el entender. Creer nos hace daños entender nos hace libres. Creer es el paso previo al entender, es el mensaje desordenado que debemos descifrar. Creer es dudar, y las religiones a la duda la llaman “fe”. La verdad absoluta ya la sabemos, tenemos la mente tan ocupada y tan dañada con dato irrelevantes a nuestro ser que es muy difícil llegar a la pureza. Pero se puede, y es dejando de creer y seguir la ley natural. La única realidad, la única interpretación, las reglas del universo que ya conocemos. Debemos despejar nuestra mente y explorar todas nuestras áreas para convertirnos en seres puros y reales.

      Responder
  3. Roman Mexia Ballestros

    Muchas gracias por sus trabajos para poder compartirlos en logia “Alonso Flores #16” Nogales, Sonora

    T:.A:.F:.

    ________________________________

    Responder
  4. miguel angel prodolliet

    Excelente análisis,para mi la filosofía masónica marcó un antes y un después en mi vida material y en mi intelecto espiritual.En el hombre común el concepto del bien y del mal están enmarcados dentro de parámetro irreductible que es el concepto teológico .Los dogmas del Temor,la Deuda,el Deber y la Culpa son los pilares primordiales para la captación de personas en TODAS las religiones cristianas ,cuando Cristo fue el paradigma de la libertad,el perdón y la tolerancia .Existen numerosísimas referencias bíblicas a lo que estoy escribiendo.Cuando la vida me puso en el camino de un hoy gran amigo grado 33, tuve la oportunidad se abrevar en la sabiduría de la escuadra y el compás,símbolos que cuelgan de la pared de mi estudio – taller frente a mis ojos que los puse allí con toda la intención de tenerlo siempre ante mi vista.Nunca dejaré de estar agradecido al G.A.D.E por haberme guiado al conocimiento porque lo que antes “miraba oscuramente hoy lo puedo ver como es en realidad”. Un abrazo fraterno Miguel Angel Prodolliet

    Responder
  5. ManantialDeEstrellas

    De mi estima. Gracias por vuestros materiales de lectura. En realidad,me son muy ̼tiles. Saludos cordiales,un abrazo en general a todos. Atte: Jos̩ Jes̼s Lima Arga̱araz Artigas РUruguay

    El 15/4/16, “Respetable Logia Simbólica Centauro No. 9-96”

    Responder
  6. Joel yanayaco vigil

    gracias por ilustrarme y mejorar mis conoci,ientos y vida

    El 15 de abril de 2016, 11:12, “Respetable Logia Simbólica Centauro No.

    Responder
  7. naldo

    En un auto análisis hace unos años concluí que la inteligencia es malicia, el resto son herramientas que te da la cultura.
    No hay duda de lo que mencionas sobre la inercia de los actos. Ahí comienza el buen habito, los actos y lo malo del hombre. Hay que leerlo una vez mas. Gracias. No soy Mason. Pero libre de prejuicios y fanatismo. Dios es mas que religiones.

    Responder
  8. Rodolfo Néstor peñaloza

    Es un mensaje sincero y profundo.me confirma una vez más el por qué de la masoneria. Atentamente Rodolfo peñaloza aprendiz masón.

    Responder
  9. Lázaharo Hael,',

    El hombre no es la medida del universo ni de sus dioses, pero si la medida de su propia realidad, y ésta tiene como limites su propia consciencia,’,

    Responder
  10. Lázaharo Hael,',

    La verdad absoluta es del absoluto, y el hombre es relativo, sin embargo, eso no nos limita o impide buscarla o acercarnos a ella. Creo que fue Friedrich Nietzsche quien dijo: “La verdad no existe, solo existe la interpretación”.- Mis respetos más profundos y gracias por leerme.- Lázaharo Hael,’,

    Responder

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s