Acacia e Inmortalidad


Prefacio.

El presente tiene como trasfondo la historia de Hiram Abif, un “mito-alegórico” plagado de simbolismo místico, cuya interpretación debe efectuarse desde una óptica totalmente subjetiva, la cual estará acorde y tan profundo como el acervo cultural que porte el que lee o escuche. Las palabras no son verdades, sino símbolos.

 “ACACIA E INMORTALIDAD”

  Al inicio de los trabajos en tercera cámara, el M,’, R,’, M,’, pregunta:

 ¿V:. H:. Prim:. Vig:. Sois Maestro Masón? (*).

La acacia me es conocida

¿Dónde la conociste?

Sobre la fosa de nuestro venerable M,’, Hiram Abif.

¿Qué significa esa frase, M:. V:. H:. Seg. Vig?

Qué sé cómo se alcanza la inmortalidad.

¿Qué es la inmortalidad, M:. V:. H:. Prim:. Vig:.?

El pensamiento elevándose a su idealidad y tomando posesión de su propia divinidad.

¿Qué más hallasteis en ella?

Un triángulo de oro purísimo con el nombre de Dios.

La idea de la inmortalidad está muy unida en la mente del hombre con Dios, pues se supone que él es inmortal, absoluto, perfecto e infinito entre otras cosas más. Pero: “Sabed que ningún hombre vivo puede conocer a Dios más por el pensamiento; No busquéis adivinar los atributos del creador, pues sólo podréis darle los que pertenecen al hombre” (6). “Nadie ha visto jamás a Dios” Jn. 1:18

La acacia es un símbolo de la inmortalidad. Observamos el universo visible e inferimos la existencia de “Dios la causa primera”, pero la parte jamás serán igual al todo, y Dios es el absoluto. Entonces ante la imposibilidad de conocerle, le creamos como el ideal más sublime que somos capaces de imaginar, y le asignamos atributos como: perfecto, infinito, absoluto y eterno entre otros más. Como si el hombre imperfecto, finito, y relativo pudiéramos ser conscientes de tales atributos. De tal modo que existen dos Deidades: “Dios causa primera” y el “Dios-ideal” y ambos se definen mutuamente y evolucionan en la mente del hombre en un proceso simbiótico hacia la mutua realización; Este es el ideal al cual aspira el M,’, M,’, porque solo a través del “Dios-Ideal” es posible acercarse  al “Dios-Primero”… Alguien que no recuerdo, escribió: “Nadie puede llegar a Tiphareth (Sephirah de los dioses solares o Cristos en la cábala) si antes no copula con su musa”.

El Rito de York habla del hombre completo y el hombre perfecto (2).

Se dice que además de la acacia, se encontró en la tumba de Hiram Abif un delta de oro purísimo con el nombre de Dios. La tradición ancestral arcaica de los judíos, habla de la destrucción del templo de Dios y en ese lapso se perdió el nombre original de la deidad, adoptando como sustituto el de JHVH cada una de las letras hebreas que lo constituyen, se relacionan con los cuatro elementos de la naturaleza: Tierra, Agua, Aire y Fuego, pero también tienen relación con el hombre físico, emotivo, intelectual y espiritual.

Desde la óptica de la psicología mística, las letras del nombre de JHVH (יהוה) asumen el siguiente significado: La primera letra es la “Yod” seria el “Yo” el alma y esencia del hombre, la segunda letra y primera “He” seria el “No-Yo” la substancia o cuerpo físico, la tercera letras seria la “Vau” el “Yo-Ego” un ser sincrético producto de la unión de dos elementos, y sintético por no ser original, sino virtual y circunscrita  existencialmente  a la presente encarnación. Este ser, es la parte de nuestra mente que nos relaciona con el universo circundante. Esta triada se sintetiza en la última letra y segunda “He” que vendría siendo el “hombre completo”, una nueva “Yod” en una octava superior que será origen de un nuevo cuaternario.

Kadosch o Divinidad es perfección. Sin embargo lo absoluto es propio de Dios, y la mente del hombre trabaja en forma relativa. De tal modo que cuando el retejador Masónico dice: “Toma posesión de su propia divinidad”, se refiere al “Ideal-Dios”, y dentro de este esquema, “El hombre completo” vendría siendo JHVH (יהוה),  y “ El hombre perfecto”  seria  JHSHV (יהשוה), la diferencia estriba en la consciencia individualizada simbolizada por la letra No. 21 del alfabeto hebreo, la “Shin” (ש) que es relacionada con el fuego del espíritu santo, y que ha aparecido en medio del tetragrama dando origen al pentagrama.

Hiram Abif viene representando la consciencia individualizada de la consciencia cósmica y del alma universal (1)/(5),  El ataúd en que se encuentra es el cuerpo físico, y el desierto es el universo caótico.

La presente identidad y personalidad, es producto de nuestra formación idiosincrática de la actual encarnación. Si tenemos existencia espiritual y aceptamos la palingenesia o reencarnación como lo expresa la liturgia del M,’, M,’, obvio es pensar que cada ciclo de reencarnación tendremos diferente identidad y personalidad, entonces: ¿Quiénes o Que somos?… La respuesta es: “La palabra perdida”, que no es otra cosa que nuestra propia alma y consciencia prístina, nuestra esencia o ser,  pero leerlo o escucharlo no es saberlo, alguien dijo: Saber es experiencia, lo demás es información”. Al escuchar esto, el Caballero del Real Arco Gr. 13 Clama: “Inveni Verbum In Ore Leonis”. Para los interesados que deseen ampliar este frase: Tiene relación con “La fuerza” VIII carta de los arcanos mayores del Tarot, que se encuentra en el sendero que une a Kether la corona y cuyo Dios “Ehié Asher Ehié”  con Tiphareth el Trono de Salomón, la sephirah de los dioses solares, los Cristos. Carta que tiene relación con la palabra “serpiente” que en hebreo se escribe igual a “Bronce”. Y por último, con la palabra “Vitriol” o “Vitriolvm” (3) que es un acróstico y se encuentra en el cuarto de reflexiones y tiene que ver con la alquimia: La sal, el azufre, y  el mercurio.

Somos conocimiento de lo que creemos ser. Si tal conocimiento se pierde al morir nuestro cuerpo físico, dejamos realmente de existir aunque nuestro cuerpo material continúe existiendo en otros cuerpos de la naturaleza, y nuestra alma continúe existiendo en el alma universal (1)/(5). Aún más, si renacemos, tendremos otra personalidad diferente a la anterior y fundamentada en nuevos conocimientos idiosincráticos…Entonces, ¿Dónde quedo la inmortalidad?

La consciencia no es el ser, sino una facultad del ser. La inmortalidad consiste en conservar y ser consciente de cuanto fuimos, somos y potencialmente seremos o “Ehié Asher Ehié” la frase del Arco Real del Rito de York, y la deidad de Kether la primera sephirah de la cábala. El humano es un medio para que el alma despierte su autoconsciencia y evolucione, porque el humano es finito y morirá, mientras que el alma, suponemos que es infinita y eterna.

El hombre posee cuatro cuerpos: El físico, emocional, intelectual y espiritual, y cada uno de ellos posee su particular tipo de consciencia. Los ángeles y demonios que moran ahí,  deberán ser vencidos por el hombre, de lo contrario os seducirán y permanecerás cautivo a su voluntad y caprichosos en su reino. Pero esto no lo puedes hacer suplicando con voz trémula y plañidera como un mendigo que suplica por un migaja de pan, sino con fuerza y poder para someterlos y os lleven sobre sus hombres al reino superior.

La verdadera inmortalidad es la unión del “Yo-Ego” con el “Yo-Alma”,  es conservar autoconsciencia de nuestra propia existencia, de cuanto fuimos, somos y potencialmente seremos. … Recuerda: A la cena del olimpo solo asisten los dioses.

Existen dos senderos para accesar la consciencia del alma. El sendero de la serpiente o del teúrgo que utiliza el ceremonial para que por medio de la exaltación emocional llegar hasta la consciencia del alma y ser uno con ella; El otro es el del vuelo de la flecha, o del místico, que por medio de la meditación, inhibe los sentidos que nos ponen en contacto con el mundo exterior, y silencia su mente para adentrarse en el reino interior, donde libre de toda atadura material,  une su “Yo-Ego” con el “Yo-Alma”.

Esto lleva tiempo y no es para todos, no porque sean menos uno de otros, sino porque cada quien tiene su momento y su sendero, porque aún las personas que habitan en la oscuridad profunda del amazonas, como aquellas mentes brillantes de la ciencia, teología y mística, tienen su propio sendero… Pero ineludible e irrevocable, todos sin excepción, estamos citados por la divinidad, para asistir a la apertura de la tumba de Hiram Abif, de Christian Rosenkreuz o a la Bóveda Secreta de Enoc… y a nadie le es posible faltar.

Para conocer la inmortalidad que es el alma, primero debe ser un triunfador y dominador de tu propia naturaleza animal, sensual e intelectual, ellas no son tus enemigas pero debes aprender a dominarlos para que te conduzcan sobre sus hombros al siguiente reino superior y así algún día llegar al reino del alma y desposarte con ella… Porque nosotros somos el “Yo-Ego” el príncipe azul de los cuentos de niños, que ansía encontrar a la princesa, la bella durmiente el “Yo-Alma”, y con un beso despertarla y unirse en matrimonio con ella.

El sacerdote cuando oficia el ceremonial de un matrimonio dice: “Lo que Dios a unido, no lo separe el hombre”, no se refiere a la unión del hombre y mujer, sino a la unión del hombre físico con el alma, que es lo que verdaderamente unió Dios, este es el hombre completo, y el hombre perfecto o divino, es la unión de nuestra alma individualizada con el alma cósmica, y la inmortalidad es conservar siempre autoconsciencia nosotros mismos.

Hasta hoy, es cuanto mi opinión, pensar y sentir.

“El que tenga oídos, oiga: Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios” Ap.2:7. “El que venciere, no recibirá daño de la segunda muerte” Ap. 2:11. “Al vencedor le daré del maná escondido y le daré una piedrecita blanca, y grabado en la piedrecita un nombre nuevo, el cual nadie conoce sino aquel que lo recibe” Ap.17.

“Spes Mea In Deo Est” (4).

Fraternalmente.

 

Lázaharo Hael. M,’, M,’,

Nota:
Palabras,  símbolos y alegorías, no son verdades por sí mismas, solo señalan hacia ellas.
El presente, son, reflexiones y meditaciones personales, no necesariamente representan la opinión de la orden.
No escribo para todos, pero todos son invitados a leer.
Culiacán, Sinaloa. México. Martes 14 de noviembre del 2017.
 
(*).- Liturgia Maestro Mason Gr. III.
(1).- Liturgia Gr. 18 Caballero Rosacruz del Rito Escoces.
(2).- El Arco Real y su significado oculto.- George H. Steinmrtz.
(3).- Visita Interiora Terrae Rectificando Invenies Occultum Lapidem Veram Medicinam («Visita el interior de la Tierra, y rectificando encontrarás la piedra oculta que es la verdadera medicina».)
(4).- Liturgia Sublime Príncipe del Real Secreto. Gr. XXXII.
(5).- Liturgia Aprendiz de Masón.
(6).- La liturgia del Gr. 13 Caballero del Real Arco.
Biblia de estudio Reina-Valera.

Anuncios

12 pensamientos en “Acacia e Inmortalidad

  1. gandhibenitojuarez

    MI QUERIDO DAVID SANTANA TE FELICITO POR LA NUEVA ENTRADA
    Y SOLO TE MENCIONO QUE TE ENVIE LOS DIPLOMAS CON LOS NOMBRES COMPLETOS DEL GRADO 33
    PARA TI Y PARA LUIS ALFONSO Y NO HE RECIBIDO RESPUESTA DE TU PARTE
    PERO LOS SIGO FRATERNALMENTE AMANDO Y RECORDANDO CON GRATITUD
    RECIBE UN T A F
    DE TU HERMANO FERNANDO DURAN C.
    EN PIE Y AL ORDEN
    ES CUANTO
    ________________________________

    Me gusta

    Responder
  2. maría Luisa Morales

    Gracias Q:.H:.por enviarme ,nuevamente,material qportando día a día nuevas luces para mi engrandecimiento espiritua
    No entiendo la corrección del correo, alusión @, ya Uds tiene mi correo. Fraternalmete

    Me gusta

    Responder
  3. Alfredo Alcázar

    Muy de acuerdo. Hace unos meses conocí a un gr 33 y estuvimos charlando/platicando como dos horas. Cuando sacamos a relucir el tema que has tratado de la reencarnación o transmigración de las almas cual no fue mi sorpresa cuando me dijo que él no creía en la reencarnación. Me pareció inaudito, pues está claro que el cuerpo físico se desintegra, pero el cuerpo causal asume un cuerpo y otro tras un descanso entre una vida y otra.

    Me gusta

    Responder
    1. Lázaharo Hael,',

      Existen HH,’, que toman las liturgias como bonitas fantasías, sin considerar que son mitos-alegóricos o simbolismo-alegórico y que detrás de ellas existe una verdad que las palabras no son capaces de demostrar, ni es posible demostrarlo por segundas o terceras personas, sino que es un trabajo personal, pero si no se toman la molestia de estudiar y practicar en los ámbitos del ser interno, como lo sugiere la liturgia del Gr. 18 Caballero Rosacruz, entonces jamas sabran la verdad que existe detrás de las palabras y rituales litúrgicas.- Fraternalmente: Lázaharo Hael,’,

      Me gusta

      Responder
  4. Fidias Omar Diaz

    Fidias Omar Diaz ha compartido un archivo de OneDrive con usted. Para verlo, haga clic en el vínculo siguiente.

    [https://r1.res.office365.com/owa/prem/images/dc-docx_20.png]

    Art…La Acacia, Gran símbolismo Cristian-Masónic. 6.docx

    Artículo enviado para leer y, corrección y/o ampliación para ser incluido en libro a ser editado por quien suscribe. Gracias.

    ________________________________

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.