El libro de la ley


 EL LIBRO DE LA LEY

Uno de los puntos más importantes de toda logia Masónica, es el centro del templo, lugar donde se encuentra el altar llamado “Ara”, palabra que proveniente del latín “Ara o Araus” que se traduce como el altar o piedra de los sacrificios, llamándola también el altar de los juramentos.

Sobre este altar se encuentra el “Libro de la Ley”, que según el rito, tradiciones, y cultura geográfica puede llegar a ser “La Biblia”, “El Corán”, “La Tora”, “El Bhagavad Gita” o la “Constitución Política de la Nación” entre otros más.

Estos libros no tienen exactamente una connotación religiosa o política en nuestros trabajos, sino que es un símbolo de un ideal abstracto del espíritu de la ley que debe de existir como principio de orden en lo individual, colectivo y universal.

Libros y palabras, son símbolos de símbolos. Las ideas que pretenden transmitir son abstracciones que tienden a concretarse objetivamente en la mente de quien las estudia y las agrega a su personalidad a través de la praxis “por” y “en” él mismo.

La Biblia es el libro que se tiene sobre el “ara” en toda logia del Rito Escoces Antiguo y Aceptado. La palabra Biblia etimológicamente proviene del griego “Biblios o Biblíon” que significa rollo, papiro o libro; Se dice que originalmente se escribió en arameo otros en hebreo, aunque “algunos” escritores sostienen que sus raíces se extienden hasta el año 3500 A. C. en Mesopotamia donde vivieron los Sumerios (2) y hacen mención que Abraham el padre de los Hebreos y Árabes, era residente de la antigua ciudad sumeria de Ur, de donde trajo parte del antiguo testamento bíblico.

Los libros “sagrados” de muchas culturas y tradiciones que han sobrevivido al tiempo, han dejado de ser estrictamente religiosos  pasando a formar parte del patrimonio histórico y cultural de la humanidad como libros universales que hablan de algún modo y desde una óptica diferente del proceso evolutivo del pensamiento humano.

La cámara azul o de grados simbólicos de la Masonería Escocesa, está integrada por sus tres primeros grados que son: Aprendiz, Compañero, y Maestro Masón, y vienen siendo el fundamento de los treinta restantes de la cámara dorada. Cada uno de estos tres grados, inicia sus trabajos con una pequeña y especifica lectura Bíblica que tiene relación con el estudio filosófico de la Masonería del grado en cuestión.

Los “Maestros Masones” abren sus trabajos con la lectura de: “Eclesiastés: 2”; Los  “Compañeros Masones” con: “Amos: 7”; Los “Aprendices de Masón”, con el ”Salmo 133”.

El Salmo 133 nos remite “discretamente” al misterioso y apócrifo libro de Enoc, Henoc, o Enoch (1), cuyo estudio pertenece a grados superiores de la Masonería Escocesa. Pero es del conocimiento público, que el libro dice que “Los hijos de Dios” bajaron en la cima del monte Hermón en los montes de Sión, y las hijas de los hombres que Vivian en los valles, ascendieron a las cimas donde los Hijos de Dios, los Ángeles, Elohim, Anunnaki,  Nefilim o Nephilim o como usted desea llamarles, se unieron con las mujeres engendrando gigantes…De mentes y consciencia.

Sobre lo inmediato anterior, algunos escritores un tanto dogmáticos con lo religioso,  lo relacionan como la unión de seres divinos con mujeres humanas. Pero esto no es posible si estos seres divinos tenían cuerpos espirituales, a no ser que de espirituales no tenían nada, y eran tan físicos como las mujeres a las que se unieron. Otra versión es que se habla alegórica o metafóricamente de la unión del alma o espíritu con el cuerpo físico altamente evolucionado como humanos.

Para formarse una idea propia, o comprender estos libros “sagrados”, es menester apoyarse en otros más, e intentar al menos, ir a los orígenes etimológicos de las palabras y cultura donde nacieron. Por ejemplo Jesús de Nazaret.  Jesús no nació e Nazaret sino en Belén y muere en Jerusalén que para todo Masón tiene una importancia preponderante por las primeras letras By Jcon que inician estas palabras o ciudades. Como también cabe mencionar que la palabra nazareno aparentemente proviene de la palabra “Nozrim” <<Los guardianes  del arca>>, nombre con el cual designaban a la comunidad “Esenia” de Qumrán. La ciudad de Nazaret aparentemente no existía, pues no figuraba en documento o mapa de aquella época, y hoy por importancia turística existe.

El ara como el libro de la ley, es donde “simbólica y alegóricamente”  desciende el espíritu de Dios en los trabajos Masónicos, y tiene una relación con la estrella polar que en tiempos pasados se llamaba TubalCain.

 “El que tenga oídos, oiga” Lc.8:8

Nota:

Palabras, símbolos y alegorías no son verdades por sí mismos, solo señalan hacia ella.

El presente son reflexiones y meditaciones personales, no necesariamente representan la opinión de la orden.

No escribo para todos, sin embargo, todos son invitados a leer.

Prontuario:

(1).- El Libro de Enoc (o Libro de Henoc, abreviado 1 Enoc) es un libro intertestamentario, que forma parte del canon de la Biblia de la Iglesia ortodoxa etíope pero no es aceptado como canónico por las demás iglesias cristianas, a pesar de haber sido encontrado en algunos de los códices de la Septuaginta (Códice Vaticano y Papiros Chester Beatty). Los Beta Israel (judíos etíopes) lo incluyen en la Tanaj, a diferencia de los demás judíos actuales, que lo excluyen.

(2).- Sumeria (del acadio Šumeru; en sumerio cuneiforme ki-en-gi, aproximadamente KI ‘tierra, país’, EN ‘señor’, GI ‘caña o cañaveral’1 ) fue una región histórica de Oriente Medio que formaba la parte sur de la antigua Mesopotamia, entre las planicies aluviales de los ríos Éufrates y Tigris. La civilización sumeria es considerada como la primera y más antigua civilización del mundo. Aunque la procedencia de sus habitantes, los sumerios, es incierta, existen numerosas hipótesis sobre sus orígenes, siendo la más aceptada actualmente la que argumenta que no habría ocurrido ninguna ruptura cultural con el período de Uruk, lo que descartaría factores externos, como podían ser invasiones o migraciones desde otros territorios lejanos.

Escritura Cuneiforme: es la forma más antigua de escritura conocida por la humanidad. Desarrollada por los pueblos Sumerios (actuales Irak e Irán) alrededor del cuarto milenio antes de Cristo, es decir hace más de seis mil años. Se trata de tablas de arcilla divididas en columnas en las que, con un punzón afilado de cáñamo, se dibujaban símbolos que son conocidos como pictogramas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s