El poder de las palabras


Cuenta la historia que en cierta ocasión, un sabio maestro se dirigía a su atento auditorio dando valiosas lecciones sobre el poder sagrado de la palabra, y el Influjo que ella ejerce en nuestra vida y la de los demás. “Lo que usted dice no tiene ningún valor”- lo Interpeló un señor que se encontraba en el auditorio. El maestro le escuchó con mucha atención y tan pronto terminó la frase, le gritó con fuerza: “Cállate y siéntate, idiota, estúpido”.

Ante el asombro de la gente, el aludido se llenó de furia, soltó varias impresiones y, cuando estaba fuera de sí, el maestro alzó la voz y te dijo: “Perdone caballero, le he ofendido y le pido perdón; acepte mis sinceras excusas y sepa que respeto su opinión, aunque estemos en desacuerdo”.

El señor se calmó y le dijo al maestro: “Le entiendo, y también pido disculpas y acepto que la diferencia de opiniones no debe servir para pelear, sino para mirar otras opciones”.

El maestro te sonrió y le dijo: “Perdone usted que haya sido de esta manera, pero así hemos visto todos del modo más claro, el gran poder de las palabras: Con unas pocas palabras te exalté, y con otras pocas le calmé”

Las palabras no se las lleva el viento, las palabras dejan huella. Tienen poder e influyen positiva o negativamente…

Las palabras curan o hieren a una persona. Por eso mismo, los griegos decían que la palabra era divina y los filósofos elogiaban el silencio. Piensa en esto y cuida tus pensamientos, porque ellos se convierten en palabras; por lo que cuida tus palabras porque ellas marcan tu destino.

Medita sabiamente para saber cuándo y cómo hay que comunicarse, y cuándo el silencio es el mejor regalo para ti y para los que amas.

Eres sabio si sabes cuándo hablar y cuándo callar.

Piensa muy bien antes de hablar, cálmate cuando estés airado o resentido. Habla sólo cuando estés en paz. Recuerda que las palabras tienen poder y que el viento nunca se las lleva.

Recuerda:

“Una cometa se puede recoger después de echarla a volar, pero las palabras jamás se podrán recoger una vez que han salido de nuestra boca”.

7 pensamientos en “El poder de las palabras

  1. Erik Acosta

    Mi padre me dijo un dia.

    No pienses todo lo que dices, y no digas todo lo que piensas.

    Con el tiempo aprendi que la manera mas acertada es…

    Piensa todo lo que dices, y no digas todo lo que piensas.

    Saludos

    Responder
  2. Coronado de Viktorias

    Exelente es EL PODER DE LAS PALABRAS es magnificencia y elegancia pura,entregada a la humanidad, muchos NO le aprecian su valor y otros pretenden silenciarla,desean poder controlarla a voluntad,porque alli se encuentra una PODEROSA arma poseedora de GRANDES VERDADES hiere y deslumbra,puede llevarte tan alto como al REINO de los CIELOS y hacerte caer tan bajo como la caida de un imperio.Las PALABRAS mas Bellas son las causantes de mis destrezas y al oirlas Mi ALMA y Mi ESPIRITU vuelan formando un solo ser y uniendome con la Maxima Divinidad…por siempre y para siempre PAZ…….

    Responder
  3. charo

    me gusta es importante no ofender aveces pensamos y no decimos para no ofencer pero mejor ni pensar ni decir para que no fluya la parte negativa de nuestro ser

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s